Echaron a Monsanto de Río Cuarto y no puede instalar su planta

El intendente de la localidad cordobesa de Río Cuarto, Juan Jure, confirmó el viernes el rechazo a la instalación de una fábrica de la multinacional productora de semillas Monsanto, que preveía radicarse en un predio sobre la ruta 8. La empresa tiene frenada también la construcción de una planta en la localidad de Malvinas Argentinas, ante la protesta de los vecinos.

Jure explicó que “la decisión va más allá de que el estudio de impacto ambiental haya dado negativo”. Dijo que “lo que buscamos es preservar la armonía y la convivencia en la ciudad, porque esa es nuestra responsabilidad”. Confirmó la firma de un decreto para oficializar la decisión y resaltó que “se informará a la empresa, convenientemente”.

El intendente expresó que tiene una convicción “al 100 por ciento” de su decisión, después de escuchar a instituciones y de su “propia evaluación personal”. Al ser consultado sobre si pudiera surgir una acción judicial de la firma, Jure insistió en que el municipio “intenta defender el interés de la comunidad por sobre cualquier interés particular”.

Según adelantó el presidente del Edecom (Ente Descentralizado de Control Municipal), Oscar Artero, el estudio de impacto ambiental sobre la planta dio negativo. Artero dijo que recibió “una notificación verbal” de los especialistas de Medio Ambiente que participaron de la evaluación y ahora espera un informe definitivo con los argumentos.

“Me han informado que sería negativa la evaluación sobre el impacto de esta actividad en el lugar elegido. De todos modos, nosotros no habilitamos ni rechazamos una radicación. Cuando reciba el dictamen definitivo, se lo voy a remitir al secretario de Planificación”, indicó a Telediario Digital.

La instalación de otra planta de Monsanto, en la comuna de Malvinas Argentinas, autorizada en Córdoba por el gobierno provincial, debió detenerse por la toma del lugar por parte de organizaciones ambientales.

El intendente de Río Cuarto prohibió la instalación de Monsanto
Lo hizo a través de un decreto para evitar un conflicto social debido a la resistencia de los vecinos a que allí funcione la empresa.
El intendente de Río Cuarto, Juan Jure, firmó hoy un decreto con el que prohibió la instalación de la empresa multinacional Monsanto, para evitar que se desate un conflicto social por la resistencia de los vecinos.
Jure manifestó que tomó la decisión indeclinable de no permitir la instalación de la planta experimental que la empresa se disponía a construir en la ciudad.
El mandatario señaló que hay dos razones sobre las se apoyó para tomar esta decisión: “el resultado negativo del estudio de impacto ambiental; y una cuestión política en función de la paz social y armonía del pueblo”.
“No valía la pena poner en riesgo el vivir en paz por Monsanto. En función de la actividad que iba a desarrollar la empresa, los beneficios son ínfimos al lado de lo que podíamos perder en términos de paz social”, expresó intendente radical en declaraciones radiales.

Jure señaló que desde el momento mismo en que la empresa Monsanto manifestó su voluntad de instalarse en Río Cuarto, organizó reuniones y audiencias para escuchar la opinión de organizaciones sociales, vecinos y la Universidad Nacional de Río Cuarto.
“He visto lo que pasa en Malvinas Argentinas y el beneficio de la empresa al lado del perjuicio que nos podía traer como sociedad no era importante. Yo habría sido poco inteligente si después de haber visto lo que vi, avanzaba en el mismo sentido”, argumentó el jefe comunal.