Desastre ambiental de Coronel – VIII Región

Esta tarde el miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro, se reunió con el gerente general de Colbún, Ignacio Cruz, en Santiago “por el problema socio ambiental motivo de los lamentables eventos de varamientos de langostinos y jaibas en la costa, cuestión que se ha repetido durante estos últimos días. “Lo hemos dicho: no queremos un plan de subsidios; queremos algo más de fondo: necesitamos de una estrategia general que mitigue y compense los impactos de estos proyectos”, afirma el congresista.

El viernes pasado, el parlamentario del MAS participó en una reunión con los gerentes operacionales de Colbún y orilleras en Coronel; mesa de diálogo que contó con interrupciones cuando un grupo de trabajadoras decidieron tomarse la Torre Mayor de la central Santa María, en son de desacuerdo con las políticas de la empresa, resultando una de ellas herida.

“Con esta acción protagonizada por la presidenta del Sindicato de Orilleras de Playa Negra de Coronel, Cynthia García, reflejó que lo que se requiere es de una mesa de diálogo de verdad dinámica y con respuestas muy concretas, que esperamos que tras esta reunión con el gerente general de Colbún, sí se haga realidad”, manifestó Navarro.

“Si no ocurre -continuó Navarro- en Coronel se producirá un reventón social, pues ha sido una comuna herida por una histórica cesantía, una de la más alta de la Región, con un 11,4%. Y ahora, más encima, una comuna que debe soportar vivir el sufrimiento de un mal llamado desarrollo, pues los beneficios que las termoeléctricas han traído, en torno a acabar con la cesantía, ha sido nulos”.

Navarro ante la autoridad de Colbún, dueña de la Central Santa María de Coronel puesta en funcionamiento el 15 de agosto del año pasado, también solicitó oficialmente “que las orilleras de Coronel sean asesoradas por profesionales especialistas. Esto pues muchas de ellas no tienen sus estudios completos y no tienen la formación adecuada para debatir sobre los impacto del proyecto. Por lo que le solicitamos la contratación de profesionales que las algueras elijan para que cumplan con la asesoría, cuyos costos de honorarios corran por la empresa”.

Y concluyó: “Colbún, debe dejar de lado toda pretensión de ampliar la termoeléctrica sin haber resuelto sus problemas con la comunidad y con el medio ambiente”.